¿Qué es la artritis reumatoide?

Qué es la artritis reumatoide

Qué es la artritis reumatoide

La artritis reumatoide (AR) es una forma común de artritis que causa inflamación en el revestimiento de las articulaciones, causando calor, reducción en el rango de movimiento, hinchazón y dolor en la articulación.

Además de que afecta diferentes articulaciones del cuerpo, puede causar daños en los cartílagos, huesos, tendones y ligamentos. La enfermedad suele iniciar entre los 30-60 años de edad, teniendo una mayor frecuencia en las mujeres, esto sin importar el grupo étnico al que pertenezcan.

A pesar de que aún se desconoce la causa de la AR, se sabe que el sistema inmunológico del cuerpo desempeña un papel importante en la inflamación y en el daño que la AR ocasiona en las articulaciones.

En la AR, las células del sistema inmunológico invaden los tejidos de las articulaciones y provocan inflamación. Estas células en el tejido y en el líquido de la articulación producen muchas sustancias, entre las que se incluyen enzimas, anticuerpos y citosinas, que atacan la articulación y pueden dañarla.

Por otra parte, los genes desempeñan un papel importante en el desarrollo de la AR. Los genes que están asociados con la AR son más frecuentes en la población caucásica. Sin embargo, no todas estas personas llegarán a desarrollar AR. Se cree que estos genes generan, en algunas personas, una susceptibilidad o tendencia a incrementar el riesgo de desarrollar AR.

Aún se desconoce la razón por la cual algunas personas que poseen estos genes presentan mayor riesgo de desarrollar AR y otras no.

Algunos de los síntomas que se presentan son los siguientes:

• Dolor articular, hipersensibilidad, hinchazón o rigidez por seis semanas o más

• Más de una articulación afectada

• Articulaciones pequeñas (muñecas, articulaciones de manos y pies) más frecuentemente afectadas que las articulaciones grandes (rodillas, caderas, hombros)

• Las mismas articulaciones afectadas en ambos lados del cuerpo

• Fatiga, fiebre de baja temperatura

• Anemia

• Análisis de sangre que muestran inflamación

• Pruebas de laboratorio que detectan anticuerpos ligados a la AR

¿Cómo se trata la AR?

En la actualidad, no existe cura para la AR y tal vez hasta que no se conozca una causa de la AR, probablemente no será posible erradicar la enfermedad por completo. Sin embargo, el tratamiento inmediato es crucial y en la actualidad existen tratamientos con medicamentos muy eficaces.

Los métodos actuales de tratamiento se centran en:

• aliviar el dolor

• reducir la inflamación

• detener o retrasar el daño articular

• mejorar las funciones y el bienestar del paciente

El programa de tratamiento será adaptado de acuerdo a sus necesidades teniendo en cuenta la gravedad de la artritis, si existieran otras afecciones clínicas y su propio estilo de vida.

Deja un comentario