¡Histórico! niña de tres años, el primer caso de diabetes tipo 2

diabetes en menores

diabetes en menores

La creciente crisis de obesidad se ve reflejada en el primer caso de diabetes tipo 2 diagnosticada a una menos de dos años en Texas, Estados Unidos. El caso es discutido en la reunión anual de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes en Estocolmo, Suecia.

La menor, hija de padres obesos pero sin diabetes, ingresó a una clínica hace dos años, tras tener mucha sed y orina abundante -los primeros síntomas de la diabetes-, y una investigación sobre su dieta reveló que su alimentación era saturada en grasas y azúcares.

La niña fue tratada con medicamento y sometida a una dieta sana, que sustituyó las bebidas azucaradas con agua y la comida rápida con guisos caseros, así como a rutinas de ejercicio, lo que contribuyó a mejorar su salud.

“Perdió el 25 por ciento del peso corporal que tenía en los seis meses siguientes a su diagnóstico y los niveles de glucosa en la sangre volvieron a la normalidad”, indicó el doctor Yafi

La diabetes tipo 2, en la que el cuerpo pierde gradualmente su capacidad de producir insulina y tolerar altos niveles de glucosa, se asocia a las edades media y avanzada, aunque en los últimos 15 años la enfermedad ha sido vista en niños y jóvenes.

Este caso marca un nuevo referente en el mundo en cuanto a la obesidad provocada por la mala alimentación y la inactividad física.

Ahora los médicos deber ser conscientes de la posibilidad de que niños, incluso de muy corta edad, con sobre peso u obesidad desarrollen la diabetes tipo 2, alertó Ross.

Esta enfermedad comenzó a ser diagnosticada en niños de Reino Unido en el año 2000, observándose pacientes de hasta nueve años de edad, pero recientemente se han visto casos en menores de sólo siete, de acuerdo con la cadena pública de noticias BBC.

Los expertos en salud dicen que los padres son en gran parte culpables por permitir que sus hijos consuman comida chatarra y dejarlos descansar durante horas, “si no actúan, sus hijos pueden tener ataques al corazón o la pérdida de una extremidad o la vista”.

Es importante que los niños tengan un comienzo saludable, lo que incluye una dieta sana y ejercicio regular, tanto para prevenir problemas de salud en la infancia como para reducir el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 y otras enfermedades graves más adelante.

Fuente: Federación Mexicana de Diabetes, A.C.

Deja un comentario