¿Cuáles son los beneficios de la fisioterapia deportiva?

Beneficios de la fisioterapia deportiva

Hacer deporte o ejercicio de manera regular trae consigo un aumento en las probabilidades de sufrir lesiones, por ello es totalmente indispensable contar con una herramienta para su correcto tratamiento como la fisioterapia deportiva.

Esta especialidad de la fisioterapia se centra en la aplicación de diversos tratamientos, tanto para prevenir como para tratar las distintas lesiones en la práctica del deporte.

Entre los métodos y técnicas utilizados están la termoterapia, la crioterapia, la electroterapia, la terapia manual, la hidroterapia, los ejercicios terapéuticos, el vendaje funcional, entre otros.

A continuación te decimos algunos de sus beneficios:

Tratamiento preventivo:

Existen varios elementos, que contribuyen significativamente a la aparición de lesiones. Entre ellos, las principales son, mal calentamiento, lesiones previas con tratamientos incorrectos, sobrecarga de trabajo o entrenamientos inadecuados.

La fisioterapia, como método preventivo, emplea conocimientos científicos en la optimización de la actividad deportiva, para mejorar las condiciones de los músculos y articulaciones del atleta.

Se encargara de desarrollar planes de trabajo, que consigan disminuir el riesgo de contraer lesiones, controlando la intensidad, carga y frecuencia del entrenamiento.

Es muy frecuente la utilización de masajes, para tonificar los músculos del deportista, mejorando tanto la elasticidad de los mismos, como su contractilidad, conducción nerviosa y resistencia a patologías.

Tratamientos lesionales:

Se supone que con el empleo de la fisioterapia preventiva, las lesiones no deberían producirse. No obstante, cuando esta preparación no se ejecuta, se realiza de forma poco eficaz, o se presentan otros factores que escapan de las manos del fisioterapeuta, éstas inevitablemente ocurren.

Ya sea por dolor permanente, torceduras u otras lesiones mayores, sin el tratamiento adecuado, pueden obligar al deportista a abandonar su práctica, por lo que llega el momento en que esta ciencia entra de nuevo en acción.

Inmediatamente luego del diagnóstico médico, lo primero que debe ponerse en marcha, es el tratamiento, para lo que debe formarse un equipo multidisciplinario, donde indiscutiblemente debe encontrarse un médico y un fisioterapeuta.

Rehabilitación:

La rehabilitación deportiva, constituye un grupo de herramientas terapéuticas, cuyo objetivo principal, es reestablecer la anatomía y fisiología del cuerpo humano, para reincorporar al atleta a su actividad, lo más rápido posible y minimizar las probabilidades de lesión, logrando así, que se alcance el mismo rendimiento competitivo previo.

El fisioterapeuta debe enfocarse siempre en trabajar conjuntamente con el entrenador y preparador físico, para evitar la inactividad prolongada, que traería consecuencias bastante complicadas, como atrofias musculares, posturas inadecuadas, déficits nerviosos, alteraciones circulatorias, e incluso, alteraciones conductuales como depresión.

Aunque se habla de disminuir el tiempo de recuperación, no quiere decir que esta deba forzarse. Es un proceso que debe llevarse por etapas, inicialmente debe trabajarse por recuperar la movilidad y funcionalidad, para luego, ir adaptando los entrenamientos de acuerdo con los requerimientos propios del deportista y de la disciplina que se practica.

Deja un comentario