Beneficios de la fisioterapia en la esclerosis

fisioterapia-esclerosis

fisioterapia-esclerosisEn el Día Mundial de la ELA o esclerosis lateral amiotrófica (enfermedad de Lou Gehrig o de Stephen Hawking) es prudente mencionar como afecta al ser humano y el tratamiento a realizar.

Esta enfermedad patológica neurodegenerativa afecta progresivamente las neuronas y la médula espinal. En consecuencia dejan de funcionar y ya no mandan mensajes a los músculos, lo que da lugar al debilitamiento de los músculos e imposibilidad de realizar movimientos en algunas articulaciones.

Por eso es importante la rehabilitación con el objetivo de mejorar la calidad de vida y la adaptación de nuevo al entorno que rodea al paciente para generar una mayor autonomía y reducir las complicaciones que surjan.

En la fisioterapia se manejan técnicas musculo esqueléticas y de reeducación de la marcha que mejoran la calidad de vida en pacientes de esclerosis lateral amiotrófica.

Al realizar estas fisioterapias se pueden dar los siguientes beneficios:

  • Corregir la postura.
  • Disminuir el dolor.
  • Reducir la rigidez de los músculos.
  • Mejorar la amplitud del movimiento de las articulaciones.
  • Aumenta la fuerza y la longitud de los músculos.
  • Favorecer la independencia funcional
  • Los ejercicios se pueden dividir activos y pasivos

Ejercicios activos: Son ejercicios de mantenimiento del recorrido articular donde se mueve cada articulación dañada, mediante su plano y rango de movilidad.

Pero hay que tener en cuenta que no todas las personas que tienen esta enfermedad pueden hacer  en su totalidad las series de ejercicios activos, y se refiere a los ejercicios que deba realizar la persona por sí mismo.

Ejercicios pasivos: Son realizados por el terapeuta al paciente, y se encarga de mover la articulación, dentro de las capacidades de movimiento posibles a realizar por el afectado.

Es importante mencionar que esta enfermedad provoca poca tolerancia al ejercicio y por consecuencia el paciente se puede fatigar rápidamente, entonces las sesiones deben ser de poco tiempo, incluso unos minutos, dividido en dos o tres sesiones por día, todos los días. Y se sugiere cambiar la rutina de ejercicios para evitar la fatiga crónica.

Fuente:DMedicina

Deja un comentario